Un momentito…me estoy cargando

Mi mamá me mima

Hoy me voy a salir un poquito de tema, pero bueno, como sois grandes lectores, unos pedazo de gourmets y tenéis un gran corazón (porque para leer todas estas tonterías hay que tener cariño por el prójimo), espero que entendáis que cuando una madre lo requiere, hay que hacerlo, no hay discusión. (Esto es como cuando estamos tumbados en la postura perfecta en el sofá y aparecen con la vena del cuello hinchada, hay que hacer lo que te diga cueste lo que cueste).

Y de eso va hoy la cosa, de mi santa madre, en parte culpable de que empezase todo esto, con la maldita lista de sitios para que pudieran ir ella y sus amigas a lo "somos madres marchosas", así que qué menos que una felicitación a la altura. Que sí, que todos lo sabemos, que es un día que se ha inventado el Corte Inglés porque no sabían que carteles poner entre las rebajas y la semana fantástica, pero bueno, como que siempre estas cosas les hacen ilusión. A lo que aprovecho, señores del Corte Inglés, un día de la blogger de restaurantes universitaria YA. (Por pedir que no se diga).

En fin, que todos lo sabemos, que madre no hay más que una (o al menos a mí las otras no me las han presentado) así que he pensado que qué mejor que dedicarle la felicitación desde el blog, que se queda como muy sentido.

Que con las madres no se puede andar con tonterías, se crea un vínculo muy fuerte con ellas (yo creo que ese vínculo aparece con cualquier persona que alguna vez nos cambie los pañales, experiencia mística). 

Saben cuando te pasa algo, aprenden a oler el miedo cuando "accidentalmente" has roto la figurita de la vitrina y tratas de ocultarlo a la desesperada, no se quejan cuando te acuerdas a las 12 de la noche de que tienes que hacer un belén para llevarlo al cole al día siguiente, saben cómo manejarte para que creas siempre que lo que haces "lo haces porque quieres" y les encanta contar historias de cuando eran pequeñas pero siempre obviando las partes en las que no hacían lo que les decían sus padres "porque ellas siempre salían hasta las 10 de la noche y ya, hasta con 20 años". (Me creí lo de los Reyes Magos, pero con eso no me pillaste, que lo sepas). 

Que aunque tengamos 47 años, 5 hijos, cuatro carreras y trabajemos de espías matando terroristas internacionales, vamos a ser sus bebés y nos van a seguir recordando que nos lavemos los dientes, que vayamos abrigados, que comamos frutas y verduras y que al coger el teléfono digamos buenos días.

Llego un poco tarde pero espero que todos os hayáis aplicado el cuento y estéis tratando a las vuestras como reinas.  Un desayunito a la cama, dejarla descansar todo el día y hasta un masajito relajante para que se le olvide la cantidad de cosas estúpidas que como hijos solemos hacer y que como madres nos suelen aguantar (Tu sabes mamá que yo estaría haciendo todas esas cosas, pero como ando en Madrid, lo dejamos para otra ocasión...si eso, aunque lo de las estupideces permanecerá, es mi estilo).

Así que a mi madre y progenitora, a la que me conoce como si me hubiera parido, a la que aguantó 7 años fingiendo que no tenía cosquillas para que no le perdiéramos el respeto y la que siempre me ha aguantado todo lo intensa y el no parar que he tenido desde que era pequeñita...


           ¡ MUCHÍSIMAS FELICIDADES !

Votar esta anotación en Bitácoras.com
btemplates

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu opinión!

Seguidores

Recibe las nuevas entradas en tu Mail!